Ratón de Praga – Perros Pequeños

Origen del Ratón de Praga

El Ratón de Praga es una de las razas más pequeñas que hoy en día existen, llegando incluso a conocérsele comúnmente como “el perro más pequeño del mundo”. Como bien menciona su nombre esta raza proviene de Praga que es la capital de la actual República Checa y sus orígenes se remontan hace ya más de tres siglos, donde eran utilizados para la caza y el exterminio de los pequeños roedores que en aquella época acechaban las casas y graneros.

Aunque rápidamente empezaron a ser muy apreciados por la aristocracia de aquel país e incluso llegaron a ser utilizados como obsequios durante las visitas de las demás casas reales de Europa. Al igual que ocurre como en muchas otras razas, los ancestros del Ratón de Praga son muy difusos, existe una gran controversia sobre sus orígenes donde una de sus versiones relata que los antiguos Ratones de Praga eran más grandes y que con el paso del tiempo se les fue disminuyendo su constitución.

La otra teoría sobre la raza, que es la que tiene más fuerza, es que la raza fue creada por un cruce de Pinscher MiniaturaChihuahua. Aunque con posterioridad se mejoró la raza con la aportación de los genes del pequeño Terrier de Rusia.

No obstante, aunque nos encontremos con una raza bastante antigua, su popularidad no empezó a extenderse hasta el año 1980, siendo anteriormente una gran desconocida en Europa. Actualmente el Ratón de Praga tan solo está reconocido por la CMKU ( Unión Cinológica Checa) aunque su reconocimiento internacional por parte de la FCI ( Federición Cinológica Internacional) se encuentra a la espera.

ratón de praga

 

Aspecto del Ratón de Praga

Es muy habitual que esta raza sea confundida por el Chihuahua o el Pinscher Miniatura, aunque existen ciertas diferencias que los hacen ser únicos. Dentro del Ratón de Praga podríamos atrevernos a decir que existen dos líneas de cría, una línea que la llamaríamos de miniatura, que no llegan alcanzar los 2 kg y una línea un poquito más grande que ya pueden llegar alcanzar los 3,5 kg de peso.

La única diferencia entre estas “dos líneas” es su peso y su altura, en el resto son exactamente iguales.

  • ratón de pragaCabeza: Su forma se asemeja al de una pera, una base más ancha a la altura de las orejas que termina en una zona estrecha que es su hocico. Sus ojos son redondos y oscuros del que sobresalen ligeramente de su rostro. La posición de las orejas son erectas en edad adulta, mientras que cuando son cachorros permanecen caídas orientadas hacia delante.
  • Cuerpo: Es pequeño y corto pero con una musculatura bastante marcada.
  • Cola: De inserción más bien baja y complexión delgada. Su longitud no debe llegar a tocar el suelo. En algunos ejemplares se les amputa la cola desde cachorros por estética aunque cada vez son más los países donde se prohíben este tipo de operaciones.
  • Altura: Se encuentra entre los 19 cm y los 23 cm a la cruz.
  • Peso: Oscila entre 1 kg a 3,5 kg, dependiendo de la “línea” de cría.
  • Pelo: Es brillante, corto y no muy compacto. Los colores más habituales son el negro y fuego, aunque también podemos observar colores como el bronce y el azul. Recientemente se está buscando conseguir el color caoba que se supone existía en los primeros ejemplares de la raza.

A continuación, os muestro la siguiente foto para que podáis observar las distintas diferencias de las tres razas en las que se suelen confundir la gran mayoría de las personas. La primera fila empezando por arriba es el Ratón de Praga, le sigue el Pinscher Miniatura y por último, abajo del todo nos encontramos con el Chihuahua.

ratón de praga

Diferencias en las razas

Carácter del Ratón de Praga

La personalidad del Ratón de Praga se representa como un perro vivaracho, dinámico y muy inteligente. Ama a su dueño por encima de todas las cosas, siempre se encuentra pendiente de cualquier movimiento de su amo para poder satisfacerle. Con el resto de la familia también se desvivirá, pero en su corazón tan solo puede permanecer un solo dueño.

Con los niños se lleva genial, siempre y cuando lo traten con cuidado y lo respeten. Al tener una constitución ósea muy pequeña y delgada debemos de vigilar que los niños sean cuidadosos con el Ratón de Praga. Con los demás perros no suele tener problemas ya que no son nada territoriales pero aún así sería conveniente que desde temprana edad y una vez se encuentre con todas sus vacunas se socialice con sus congéneres.

Dado su tamaño tan pequeño, se adapta perfectamente a vivir en espacios reducidos, pero no por ello debemos de olvidar que realice ejercicio fuera de casa, aunque sean simples paseos o pequeñas carreras por el campo.

Salud del Ratón de Praga

Por norma general el perro Ratón de Praga suele ser una raza bastante saludable y no requiere de ningún cuidado especial. Pero como en cualquier otra raza de perro pueden llegar a ser propensos a ciertas enfermedades hereditarias como son la displasia de cadera, displasia de codo, hipotiroidismo y la enfermedad de Von Willebrand, por todo ello es más que recomendable que solicitemos al propietario del criadero o futuro vendedor, el historial clínico de los padres de nuestro Ratón de Praga para poder comprobar que se encuentran libres de las enfermedades que puedan transmitir genéticamente a sus descendientes.

Durante las épocas de invierno o los días que suela hacer bastante frío sería conveniente protegerlos con cualquier prenda de abrigo especial para perros ya que su escaso pelaje y su constitución hacen que sufran con más virulencia los rigores del tiempo.

Teniendo estos pequeños detalles en cuenta seguramente disfrutaremos durante mucho tiempo de la compañía y el amor que nos proporcionara nuestro Ratón de Praga, su esperanza de vida oscila entre los 12 y 14 años, aunque no sería extraño que vivieran más años, todo ello dependiendo de la calidad de vida que hayan vivido.

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.