Puli – Perros Pequeños

Origen del Puli

El Puli es un perro poco conocido pero que seguramente no pasará desapercibido por donde se encuentre. El Puli también conocido como el Puli Húngaro o el Perro de agua de Hungría, aún es utilizado en su país natal (Hungría) como perro de pastoreo para las ovejas aunque poco a poco dado su estética tan llamativa con ese manto largo de cordones o rastas y junto a su tamaño se está haciendo cada vez más un hueco como animal de compañía.

Nos encontramos ante una raza con más de 2.000 años de antigüedad de origen asiático en el que hace 1.000 años ya las tribus magiares de Hungría hacían referencia de esta raza como unos perros muy apreciados para el pastoreo, aunque para tener un buen ejemplar les costaba el salario de todo un año. Los pastores preferían que el Puli fuese de color negro ya que era más fácil de distinguir entre el rebaño de ovejas.

En la década del 1800 los pastores empezaron a seleccionar las mejores características del Puli cruzando sus mejores ejemplares para potenciar las habilidades. Pero a finales de esa década los pastores cada vez iban disminuyendo y por consiguiente también la raza.

En 1912 el veterinario Dr. Emil Raitsits que era profesor de la Universidad Húngara de Veterinaria junto Adolf Lendl que era el director del zoológico de Budapest iniciaron un programa para salvar a la raza Puli de su extinción.

En 1924 la Federación Cinológica Internacional (International Kennel Club) aprobó el estándar de esta raza, en las que en un principio se catalogaron en cuatro tamaños de Puli;

  1. Puli Policia; altura a la cruz de 50 cm.
  2. Puli Mediano; altura a la cruz entre 39 cm a 50 cm.
  3. Puli Pequeño; altura a la cruz entre 29 cm a 39 cm.
  4. Puli Enano; altura a la cruz menos de 27 cm.

De estos cuatro tamaños, el más popular hoy en día entre los húngaros es el mediano, siendo un orgullo para ellos el poseer un ejemplar de esta raza. El Puli Policia es llamado así porque desde un principio dado su personalidad fuerte y segura lo hacían ser perfecto para su labor, por lo que se acabo conociendo como perro policia.

Puli

Aspecto del Puli

El perro Puli que hoy en día es más popular es el mediano, debajo de ese gran manto de pelo se encuentra un perro compacto, fuerte y musculoso, aunque con huesos finos pero no llegando a ser muy delicados. Su peso en los machos oscila entre los 13-15 kg y en las hembras de 10-13 kg .

La cabeza cubierta de abundante pelo no nos muestra su forma, pero pudiendo llegar a  quitar todo ese pelo veríamos que de lado tiene forma de huevo, mientras que si lo mirásemos de frente parecería redonda. Los ojos son de color marrón-almendrado a color oscuro. La cola cubierta de pelo muestra una curvatura pronunciada hacia el dorso.

El Puli no llega a nacer con sus rastas, los cachorros tienen un pelo ondulado o rizado que con el tiempo se van transformando en el pelo que se ve en adultos. Su pelo externo es más bien áspero con un pelo interior fino y suave, esta mezcla de pelo es la que decidirá la particularidad de su manto. Si el pelo exterior prevalece sobre el pelo interno, su manto será más suelto y largo, (que es lo que se busca) en cambio si fuese al revés donde el pelo interno se impone al externo (siento esto negativo) su manto será muy revuelto y difícil de peinar y cuidar. Genéticamente esta raza se ha creado para que su pelo exterior sea el que tenga que dominar produciendo las rastas típicas de su raza, aunque esto no siempre ocurre.

Sus colores pueden ser;

  • El Negro con algunos tonos sombreados grises y óxidos.
  • El color Leonado que es un Rubio Oscuro.
  • El Gris en todas sus tonalidades.
  • El Blanco Perla.

Carácter del Puli

Quien está familiarizado con esta raza tan poco conocida en nuestros hogares, dicen que uno de los aspectos a parte de su apariencia que más le cautivan es su personalidad.

La verdad es que el Puli es un amante de la diversión y el afecto hacia sus dueños Pulidisfrutando de la compañía de su familia. Es una de las razas con una inteligencia superior a la media, lo cual hace ser un perro perfecto para enseñarle un buen adiestramiento. Si a todo ello le unimos una energía ilimitada junto a una agilidad que nos asombrara, hará que sea un buen compañero para practicar nuestro deporte preferido. Muchos perros de esta raza son utilizados en pruebas de agility, siendo perfectos para esta modalidad de concursos.

Su carácter desconfiado lo hace ser perfecto para ser un buen guardián de la casa y la familia. Es un perro muy seguro de sí mismo con un carácter fuerte en el que requerirá un dueño firme pero a la vez amable, desde cachorro debe saber quien es el “Jefe” de la “manada”.

Dado su origen de perros pastores, tienden a ladrar bastante en algunas ocasiones, pero enseñándoles desde cachorros a controlar ese impulso se podrá corregir. Le encantará jugar con los niños siempre que no lo traten como a un peluche y si a ello le unimos su carácter protector lo hace perfecto para ellos.

Se adapta perfectamente a cualquier hábitat, bien sea un apartamento como a una casa de campo, pero siempre que pueda tener a lo largo del día sus momentos de esparcimiento y ejercicio. No es aconsejable un Puli en un piso a sabiendas que no podrá darle el ejercicio que necesitará a diario ya que nos encontraremos ante un perro frustrado que pudiera tener malos comportamientos.

Cuidados y Salud del Puli

En general el Puli es un perro bastante sano, aunque como en todas las razas no son inmunes a todas las enfermedades.

Uno de los problemas que suelen surgir sobre todo en razas pequeñas y medianas es la displasia de cadera. Esta anomalía genética es de carácter hereditario por lo cual si vamos a comprar o nos regalan un cachorro de Puli debemos solicitar o comprobar que los padres se encuentren libres de dicha patología.

Sus ojos son otro punto a tener en cuenta ya que pueden padecer atrofia progresiva de retina (APR) que es una enfermedad hereditaria que se produce normalmente entre el primer y tercer año del perro que va produciendo una ceguera paulatina. Las cataratas son otra de las patologías que pueden padecer estos perros pero mas bien ya en una edad avanzada.

Cuidados del Pelo del Puli

Una de las peculiaridades que más llaman la atención de esta raza es su pelo, por eso he decidido que necesitaría ser más extenso en solo este apartado.

El pelo necesitará unos cuidados distintos a cualquier otro perro. Mientras sea cachorro el cuidado del pelo no presenta ninguna dificultad, a los 6 meses aproximadamente será cuando se empiezan a vislumbrar los primeros indicios de rastas que seguirán formándose hasta pasado el año de edad, dependiendo del color del pelo y otras características. En el momento que se formen sus primeras rastas será cuando dejaremos de cepillar a nuestro perro para no alterar la forma de las rastas.

Para fortalecer sus primeras rastas bastará tan solo con pulverizar con agua, tan solo observaremos que mientras crezcan sus rastas no se enredan o se forman nudos, los cuales iremos separando. Un punto importante es que no debemos deshacer rastas que consideremos muy gruesas ya que provocaremos que se debilite su pelo pudiendo incluso llegar a caerse.

Hay zonas del manto del Puli que debemos controlar a menudo porque suelen ser más propensos a formarse nudos y enredos como pueden ser el borde de las orejas, alrededor de la garganta, en las axilas y sobre su barriga.

Una vez formadas las rastas o también llamados cordones no debemos de tener miedo que al bañarlo desaparezcan ya que no será así, debido a su peculiaridad en el manto debemos de utilizar productos apropiados y específicos para que luzcan lo más bonitos posibles.

Su pelo a lo largo del año hará diferentes mudas pero más bien pequeñas. En ningún momento harán que desaparezcan sus rastas, es más, la muda provocará un fortalecimiento de las rastas ya consolidadas.

En conclusión, el manto del Puli exige (al menos al principio) unos cuidados especiales que deberemos de realizar para procurar tener un perro en todo su esplendor. Por desgracia existen pocos profesionales peluqueros caninos con suficientes conocimientos para cuidar su pelo lo cual hace que en muchas ocasiones seamos nosotros mismos los que tengamos que cuidárselo.

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.