Pomerania – Perros Pequeños

Origen del Pomerania

Los Pomerania son descendientes de los perros de la raza Spitz del que también se incluyen razas tan dispares como el Samoyedo o el Alaska Malamute entre otros. Su nombre procede de la antigua región de Pomerania que se encontraba en la costa sur del mar Báltico (entre Alemania y Polonia). Los primeros ejemplares de esta raza pesaban alrededor de los 9 kg, pero con el paso del tiempo fueron reduciendo este peso hasta encontrarnos con los ejemplares de hoy en día que pesan alrededor de los 2 kg.

A partir del año 1761 el pomeranian empezó a ser considerado como el perro predilecto de la nobleza y la alta sociedad. Ilustres personalidades de aquel momento como Catalina de Rusia, María Antonieta, Isaac Newton, Mozart y muchos otros fueron los autores de que esta raza obtuviera tal consideración. Pero fue el amor que sentía la reina Victoria de Inglaterra a la raza pomerania, especialmente los más pequeños, quien inspiró a los criadores de perros de aquella época para comenzar la reproducción del pomerania toy que conocemos en la actualidad. Una anécdota de ese amor que sentía la reina Victoria hacia sus pomeranias fue cuando en el lecho de su muerte solicito que su perro preferido llamado Turi se lo llevaran a su cama antes de morir.

El perro pomerania, del que también es conocido con los nombres de Spitz enano o lulú de pomerania comenzó con la transformación de su talla entre los años 1900 y 1930 en la que fueron utilizando una crianza selectiva para obtener la genética perfecta y de esta forma poder encontrar el tamaño que consideraban correcto sin tener que llegar a perder las características esenciales de la raza Spitz como son su pelaje y carácter.

pomerania

 

Aspecto fisico

Nos encontramos ante un perro pequeños del que destaca su hermoso pelaje tupido. Es también llamativo el abundante pelaje que sobresale de su cuello y la cola cubierta de pelo largo como si fuera un plumero enroscada en su espalda.

  • Cabeza: Proporcionada al cuerpo en forma de cuña. El hocico no muy largo presenta una buena disposición en relación con el cráneo (2/4). La trufa debe ser de color negra salvo los de manto pardo que puede ser color marrón oscuro. La mandíbula es fuerte con mordida de tijera (al cerrar la boca los dientes de abajo descansan en la parte inferior de los de arriba) aunque también se acepta la mordida en tenaza. Los ojos son medianos de forma alargada un poco obicuos y de color oscuro. Las orejas de inserción alta son en forma de triángulo y mantienen una posición erguida.
  • Cuerpo: Debajo de ese manto espeso nos encontramos con un cuerpo bien proporcionado entre su longitud y su altura 1:1.
  • Cola: Recubierta de abundante pelo largo, su inserción es alta y su extensión media. La porta enroscada sobre la espalda.
  • Altura: A la cruz se encuentra entre los 18 y 22 cm. A diferencia de cualquier otra raza, el pomerania macho suele medir menos que la hembra.
  • Peso:No existe un estándar sobre su peso. Deberá ser proporcionado a su tamaño.
  • Pelo: Disponen de una doble capa de pelo. Una interna con pelo corto, espeso y abundante y una externa larga, lisa y separada. La zona de la cabeza, orejas y cara anterior de las extremidades el pelo es corto y compacto. El resto del cuerpo es largo y copioso. La gama de colores en su manto es muy variado, pasando desde el negro, marrón, naranja, blanco, etc. A continuación te dejo un dibujo que podrás ilustrarte mejor.

pomerania

Una característica típica de esta raza es su pelaje espeso, en el que suele tardar entre 3 y 4 años en poder desarrollarse por completo tras una serie de mudas. La primera muda ocurre de cachorro a la edad de los 3 a 5 meses en el que perderá todo su pelo de una forma muy rápida, pareciéndose más a un chihuahua que a un pomerania. Poco a poco ira recobrando su pelaje pudiendo ser posible que cambie el tono del color a algo más oscuro, aunque esto no siempre tiene que ocurrir.

Otra muda importante es la que ocurre aproximadamente cuando se tiene un año, suele coincidir al principio del otoño o verano. Una vez transcurrido el año existe una gran diferencia entre el macho y la hembra en cuanto a la muda del pelo. Ya que los machos solo mudan el pelo una vez al año (suele ocurrir a finales del verano) y en cambio las hembras lo mudan dos veces al año, habitualmente a principios de otoño y verano, aparte de estas dos mudas anuales también debemos recordar que suelen mudarlo después de parir.

Carácter

Detrás de esa imagen de peluche nos encontramos con una de las razas más inteligentes, siendo muy superior su inteligencia al resto de las razas de su tamaño. Su carácter alegre y cariñoso hará las delicias de sus dueños ya que les encanta estar siempre a su lado, cabe también mencionar su desarrollado instinto de protección que tienen hacia sus dueños. Este impulso en algunas ocasiones puede volverse molesto ya que suelen tender a ladrar bastante ante cualquier imprevisto o extraño.

Como buen Spitz alemán suele llegar a tener un carácter bastante fuerte lo que en algunos ejemplares puede convertirse en un perro autoritario y agresivo con otros perros o personas, es por ello por lo que una vez que se encuentre al corriente de todas sus vacunas deberemos procurar que se socialice lo antes posible con otros perros y personas para evitar problemas de conducta en un futuro.

Se adapta perfectamente a la ciudad y a espacios pequeños como un apartamento. Si se acostumbran desde cachorros se pueden adaptar bien con los niños siempre que no lo traten como a un juguete. Aunque también es cierto que no es de las razas más apropiadas para niños sobre todo de corta edad ya que no suelen dejarse dominar con facilidad. Con los extraños suelen mostrarse en un principio distante y en constante alerta.

El pomerania toy tiene un gran apego hacia su dueño no llevando muy bien el pasar mucho tiempo solo. No es un perro que necesite de mucho ejercicio, pero seguro que será inmensamente feliz paseando al lado de su dueño. Podríamos decir que es bastante apropiado para personas sedentarias o mayores y no tanto para niños ya que prefieren la tranquilidad al bullicio.

pomerania

Salud y Cuidados 

El lulu pomerania no suele presentar problemas de salud del que debamos destacar. Tan solo deberemos de supervisar las típicas enfermedades que pudieran ser de origen genético (al igual que le puede ocurrir como a cualquier otra raza de perro). Para evitar dentro de lo posible este tipo de enfermedades hereditarias como la displasia de cadera, displasia de codo, hipotiroidismo o la enfermedad de Von Willebrand entre otras, es más que recomendable que solicitemos al propietario del criadero o futuro vendedor, el historial clínico de los padres de nuestro Spitz Japonés para que de esta forma podamos comprobar que se encuentran libres de las enfermedades que se puedan transmitir genéticamente a sus descendientes y en este caso a nuestro futuro cachorro.

Ciertas enfermedades hereditarias no se manifiestan hasta que el perro llegue a tener plena madurez, soliendo ocurrir alrededor de los dos años de edad. Por lo tanto, no sería recomendable que se utilizasen perros para el apareamiento que no alcancen dicha madurez ya que se podrían estar transmitiendo alguna enfermedad a sus descendientes sin tener constancia de ello.

Sobre sus cuidados prestaremos especial atención a su pelo ya que deberemos de cepillarlo al menos una vez a la semana para de esta forma poder evitar que se produzcan nudos o enredos por culpa de la suciedad. En épocas de mudas que suelen coincidir en la primavera y el otoño el cepillado deberá ser a diario ya que así podremos ayudarle en la caída del pelo muerto.

Su esperanza de vida suele ser sobre los 15 años llegando algunos ejemplares a superar holgadamente dicha edad, dependiendo de la calidad de vida que hayan tenido.

Te dejamos este vídeo en el que podrás encontrar más información de esta raza.

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.