Podenco Portugués Pequeño – Perros Pequeños

Origen del Podenco Portugués

El podenco portugués pequeño junto a otros podencos de la cuenca mediterránea e ibicencos tienen como ancestros directos a los perros faraónicos del alto Egipto. Su antigüedad data del año 700 a.C. siendo los fenicios quienes los introdujeron en el norte de África, Portugal y toda la vertiente mediterránea.

En la actualidad, existen tres variedades distintas de podenco portugués. La versión grande, de la cual se piensa que se derivan las otras dos, desciende directamente del Pharaoh hound que se expandió desde el norte de África hasta la Península Ibérica. Las versiones medianas y pequeñas del podenco portugués surgen por las necesidades funcionales de aquellos tiempos. La desbordante proliferación de conejos en la Península Ibérica produjo una necesidad imperiosa de mejorar las técnicas de la caza y es ahí donde estas razas de perros encontraron una gran aceptación desempeñando perfectamente su papel.

El podenco portugués pequeño tiene su primera referencia en Portugal en el año 1199 durante el reinado de Sancho I. Posteriormente, a comienzos del siglo XX se registran los primeros podencos portugueses en las exposiciones caninas de aquel país. Su estándar fue aprobado en el año 1955 adoptando tres tallas y dos variedades, pues el podenco pequeño tan solo figuraba con pelo liso. Se tuvo que esperar hasta el año 1978 para poder modificar el estándar de la raza e incorporar la variedad de podenco portugués pequeño de pelo duro.

podenco portugués pequeño

Aspecto del Podenco portugués pequeño

Como hemos mencionado anteriormente, en el podenco portugués podemos encontrar tres diferentes tallas;

  • Podenco portugués grande (55-70 cm)
  • Podenco portugués mediano (40-54 cm)
  • Podenco portugués pequeño (20-30 cm)

De estas tres tallas surgen dos variedades; Pelo liso y corto o Pelo largo y áspero. La única diferencia notable morfológicamente hablando es su altura, las demás características morfológícas son casi idénticas. En este artículo ahondaremos más detenidamente en el podenco portugués pequeño. Según su estándar oficial, el podenco pequeño debe ser;

  • Cabeza: De cráneo chato y perfil delgado en forma de pirámide cuadrangular. Las cejas son prominentes y el surco frontal se encuentra poco pronunciado. La depresión naso-frontal (Stop) es muy leve. El hocico prominente en su extremo, se adelgaza a medida que se llega a la trufa. La caña nasal debe ser más corta que la longitud de su cráneo pero más ancha en su base que en su extremidad. La mordida debe ser en forma de tijera (al cerrar la boca los dientes de abajo descansan en la parte inferior de los de arriba). Los ojos expresivos son oblicuos y pequeños no deben sobresalir. Su color puede ir desde la miel al marrón, dependiendo del color de su pelaje. Las orejas verticales son puntiagudas y anchas en su base. De forma triangular, delgadas con una altura considerable y más anchas en su base.
  • Cuerpo: A diferencia del podenco portugués grande y mediano que tienen un cuerpo con una constitución casi cuadrada. El podenco portugués enano tiene un cuerpo más alargado que alto. La espalda es recta y alargada con un lomo ancho y musculado. El pecho es profundo con una amplitud mediana hasta el nivel de los codos. Las extremidades son fuertes y bien musculosas, lo que le proporciona un buen aplomo.
  • Cola: De inserción más bien alta. Fuerte y gruesa en su base, terminando en forma de punta. En reposo permanece descansando entre las extremidades hasta la altura del corvejón ligeramente arqueada.
  • Pelaje: Existen dos variedades. Un pelo liso corto abundante de un grosor mediano y un pelo largo más escaso y duro. En los podencos pequeños de pelo largo, los pelos del hocico son bastante largos (barba). El color de ambos pelajes es amarillento o leonado en todos sus matices, de claro a oscuro con o sin manchas blancas. En el podenco portugués pequeño aunque son aceptados no son bien vistos los colores negro, marrón con o sin manchas o blanco con manchas de estos colores.
  • Altura: El podenco pequeño debe tener una altura a la cruz que va desde los 20 a los 30 cm.
  • Peso: Lo ideal sería entre los 4 a 6 kg.

podenco portugués pequeño

Carácter del Podenco portugués enano

El podenco portugués es un perro valiente, inteligente y vivaz que viene dado por la labor que ejercía en el pasado cuando cazaba ratones en los hogares. En la actualidad, dado su pequeño tamaño, se le considera más una mascota que un perro de caza. No obstante, su instinto de caza aún se viene reflejando en exceso ya que en muchos momentos tiende a ladrar en exceso.

En el hogar se muestra cariñoso con la familia y le encanta participar en los juegos de los más pequeños de la casa. Con los extraños se muestra bastante desconfiado y siempre se mantiene en alerta. Aunque se adaptan perfectamente a los espacios reducidos como pudiera ser un piso, son perros muy activos por lo que necesitan de bastante ejercicio.

Debido a su marcado instinto de caza, necesitan desde cachorros una constante educación para controlar su tendencia a seguir los rastros ya que podría escaparse. Con sus congéneres no suele tener problemas ya que no son perros muy dominantes.

podenco portugués pequeño

Cuidados y Salud del Podenco Portugués Pequeño

El podenco portugués pequeño es una raza de perro que suele gozar de una excelente salud, pero al igual que ocurre como en otras razas, estas no se encuentran libres de los posibles problemas genéticos que pudieran surgir. Para evitar en todo lo posible, la transmisión de este tipo de enfermedades hereditarias como pudieran ser la displasia de cadera, luxación de rótula, hipotiroidismo o defectos hereditarios de los ojos entre otras, sería aconsejable que pidiésemos al propietario del criadero o al futuro vendedor, el historial clínico de los padres de nuestro cachorro de podenco portugués para que de esta manera podamos comprobar que se encuentran libres los padres de todas las enfermedades que se pudieran transmitir genéticamente a sus descendientes y en este caso a nuestro futuro cachorro.

Algunas enfermedades genéticas no se comienzan a manifestar hasta que el perro llegue a su plena madurez sexual, que suele ocurrir alrededor de los dos años de edad. Por lo tanto, no sería aconsejable que se utilizasen perros para el apareamiento que no alcancen dicha madurez ya que se podrían estar transmitiendo alguna enfermedad a sus descendientes sin tener constancia de ello.

Es un perro que requiere de pocos cuidados ya que son muy limpios. El podenco portugués pequeño de pelo largo no requiere de grandes cuidados en su pelaje, bastaría con un simple cepillado semanal. Generalmente, su salud es muy resistente y suelen vivir alrededor de 12 a 14 años.

Os dejamos este precioso video donde puedes observar a dos ejemplares de podencos pequeños jugando. Espero que lo disfrutes 😉

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.