Lhasa Apso – Perros Pequeños

Origen del Lhasa Apso 

El Lhasa Apso procede del Tíbet (también conocido como el techo del mundo), más concretamente en su capital Lhasa que significa “tierra santa” y se encuentra situado entre los países de la India y China.

Esta raza en el Tíbet es más conocida como abso seng key que traducido significa  “perro-león centinela” ya que era utilizado como perro guardián de las casas y templos.

lhasa apsoSe considera que esta raza ya existía hace 800 años a.C. donde fue criado por los monjes budistas para el cuidado de los templos. Eran muy venerados como imagen de la buena suerte, siendo tradicional que los monjes los regalaran a los altos mandatarios que visitaban los templos.Aunque su existencia no se llego a conocer hasta el año 1920 que fue cuando se empezaron a introducir en Gran Bretaña ganando rápidamente una gran popularidad. Fue tan rápida su aceptación que un año después de su aparición fue inscrito como raza por el Kennel Club de Inglaterra como Lhasa Terrier ya que fueron confundidos con otros perros de pelo largo orientales, pero esta descripción era equivocada porque el Lhasa Apso no tenía nada que ver con los Terrier ya que no son ni excavadores ni tampoco cazan roedores, en la actualidad este error ya se pudo corregir y no están considerados como Terrier.

Aspecto del Lhasa Apso

El Lhasa Apso es un perro de pequeño tamaño pero con una constitución robusta. En general es una raza muy equilibrada en sus dimensiones del que destaca su pelaje abundante pero sin exceso. Según el estándar Internacional (FCI) el Lhasa Apso debe ser;

  • Cabeza: El cráneo debe ser levemente estrecho sin llegar a tener una forma redonda ni tampoco aplanado. El Stop (depresión naso-frontal) es intermedio. La cabeza debe estar cubierta de pelo largo que caiga sobre los ojos pero sin llegar afectar la visión del perro, deberá tener una barba y bigotes espesos. El hocico debería medir casi 4 cm y debe ser rectangular; el largo del hocico es aproximadamente un tercio de la longitud total de la cabeza entre la trufa y el occipucio. La trufa es de color negra. La mandíbula superior debería cerrar justo por detrás de la mandíbula inferior ( al contrario que la mordida de tijera). Los ojos de color oscuro y un tamaño mediano tienen forma ovalada y no deben estar hundidos ni tampoco saltones. Las orejas se encuentran en posición de caída pegadas a las mejillas y cubiertas de un abundante pelo largo.
  • Cuerpo: Compacto con una fuerte musculatura y una espalda nivelada en toda su longitud. Sus extremidades bien desarrolladas con una buena musculatura que le confiere un aplomo correcto.
  • Cola: De inserción alta, la porta sobre la espalda en forma de hoz cubierta de abundante pelo largo.
  • Pelaje: Dispones de dos capas de pelo, una capa interna moderada de subpelo y una capa externa que debe ser larga, copiosa, lisa y de tacto duro, un pelo lanoso o sedoso podría considerarse como una falta. La gama de colores de su pelo son; Dorado, arena, pizarra, multicolor, negro, gris oscuro, miel, blanco, pardo o humo.
  • Altura: La altura a la cruz en los machos se considera ideal alrededor de los 25 cm siendo las hembras levemente más pequeñas.
  • Peso: No se especifica un peso en esta raza, aunque deberá estar acorde a su constitución.

Debemos de tener cuidado de no equivocarnos con esta raza ya que no es muy conocida y podríamos confundir a mucha gente e incluso veterinarios con el Shih Tzu al que tiene un parecido más que razonable.

Carácter del Lhasa Apso

Creado para poder cuidar los templos de los monjes hace que ese instinto en la actualidad aún lo conserve, aunque claro está menos desarrollado. Su imagen es la típica de un perro faldero, pero poca gente conoce en realidad la función que desempeñaba en el pasado.

Lhasa ApsoEse cometido en su pasado hace que hoy en día el Lhasa Apso sea muy desconfiado con los extraños y un gran perro guardián, que se mostrara fiel a su dueño. Tienden a ser un poco independientes lo que puede provocar que sean un poco desobedientes y cabezotas, lo cual deberemos de corregir desde temprana edad con un buen adiestramiento.

Algunos ejemplares suelen ser demasiado territoriales con otros perros y no dudarán en ningún momento en pelearse con perros aunque fuesen de mayor tamaño. Para evitar esta incomoda conducta procuraremos que una vez que se encuentre al corriente de todas sus vacunas socializarlo con otros perros y personas extrañas para que adopte buenos modales caninos 😉 .

Para los niños digamos que no es una raza muy apropiada ya que su carácter independiente hace que no acepte de buen grado sus juegos y no participe con ellos, no es que se vuelva agresivo sino que intentara huir, digamos que su aislamiento a veces se asemeja al carácter de un gato. Sería más bien apropiado para personas mayores que buscan una raza que sea tranquila.

No necesitan de un ejercicio físico en abundancia, donde mejor se encuentran es en el hogar tumbados a los pies de su dueño, aunque esto no quiera decir que no le guste dar sus paseos ya que los aceptara de buen agrado.

Cuidados del Lhasa Apso

Nos encontramos ante una raza de perro bastante saludable, pero como en todas las razas, estas no se encuentran exentas de los posibles problemas que pudieran surgir de origen hereditario. Para poder evitar dentro de todo lo posible este tipo de enfermedades transmitidas por los padres como pudieran ser la displasia de cadera, luxación de rótula, hipotiroidismo o defectos hereditarios de los ojos entre otras, es más que recomendable que solicitemos al propietario del criadero o al futuro vendedor, el historial clínico de los padres de nuestro futuro Lhasa Apso para que de esta forma podamos comprobar que se encuentran libres de todas las enfermedades que se puedan transmitir genéticamente a sus descendientes y en este caso a nuestro futuro cachorro.

El Lhasa Apso pertenece a las razas denominadas braquicéfalos (cara y hocico chatos) lo cual hará que su respiración pueda ser en algunos momentos deficiente con unas inspiraciones cortas y súbitas que no suelen ocurrir durante mucho tiempo. Evitaremos fatigar a nuestro perro durante las horas de mucho calor ya que pueden tener problemas a la hora de respirar.

Otro de los cuidados que debemos tener es en su pelo ya que se le suele enredar o producir nudos difíciles de deshacer, procuraremos de cepillarlo a diario para evitarlo. Su esperanza de vida suele estar alrededor de los 15 años aunque no sería de extrañar que pueda incluso vivir muchos más años, todo ello dependerá de la calidad de vida que hayan vivido.

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.