Fox Terrier de Pelo Duro – Perros Pequeños

Origen del Fox Terrier de pelo duro

El Fox Terrier de Pelo duro, al igual que el Fox terrier de pelo liso, surgen por parte de los criadores ingleses que buscaban perros con unas buenas cualidades para la caza. Los Terrier en el pasado fueron utilizados para introducirse dentro de las cuevas subterráneas de las alimañas y zorros durante la caza, aunque también eran empleados para matar las plagas de ratas que en aquella época infestaban las casas y graneros de las ciudades.

Cronistas de esta raza, consideran que el Fox terrier surgió de sucesivos cruces entre los distintos Terrier de aquel tiempo, siendo la raza que más influyo en sus inicios la raza conocida como black and Tans Terrier, posteriormente llegaron aparecer otras razas que en la actualidad conocemos como el bull terrier, beagle, galgo inglés o el dauchshund alemán.

La fama del fox terrier comenzó a mitad del siglo XVIII, aunque no fue oficial su aparición hasta el año 1862, año donde fue mostrado en la Exposición Canina Nacional de Birmingham, Inglaterra. El Fox Terrier de pelo duro es posterior al de pelo liso y se obtuvo mediante el cruce del terrier negro ruso de pelo duro con el fox terrier de pelo liso, de esta manera, los cazadores buscaban que el fox terrier tuviese un pelaje más duro que lo pudiese proteger mejor de los terrenos accidentados que se encontraban llenos de matorrales.

Como ya hemos mencionado en el artículo del Fox Terrier de pelo liso, en los inicios de la raza se establecieron dos variantes de la raza, por un lado nos encontramos con el llamado Fox Terrier pelo duro y por otro el Fox Terrier pelo liso pero con el paso del tiempo estas dos variedades se mezclaron y se consolidaron como una sola raza. Se tuvo que esperar hasta mitad de los años 80 cuando en los Estados Unidos amantes y criadores de esta singular raza se pusieron manos a la obra para que se volviese a llegar a diferenciar las dos distintas variedades de la raza.

Aspecto del Fox Terrier de Pelo Duro

Las proporciones del Fox Terrier de Pelo duro son casi perfectas, motivando un estilo elegante y robusto. Sobresale de su figura la armonía perfecta entre el equilibrio de su cráneo y el hocico, al igual manera que la constitución de su cuerpo. Según su estándar Internacional (FCI) el Fox terrier de pelo duro deberá ser;

  • Fox terrier pelo duroCabeza: en forma de cuña decreciendo gradualmente hacia la altura de los ojos con un Stop (depresión naso-frontal) casi inexistente. El hocico se encuentra armonizado con su cráneo estrechándose progresivamente desde los ojos hacia la trufa que debe ser de color negra. Las mandíbulas son fuertes y al cerrarse producen una mordida en tijera (al cerrar la boca los dientes de abajo descansan en la parte inferior de los de arriba). Los ojos son lo más redondos posibles y de color oscuro. Las orejas en forma de “V” estilosamente dobladas en la punta y con una caída hacia adelante cercano a las mejillas.
  • Cuerpo: Debe ser equilibrada la simetría entre la altura a la cruz y la longitud de su cuerpo con un dorso pequeño, recto y robusto. Un lomo fuerte y levemente curvado junto a un pecho profundo. Las extremidades son largas y fuertemente musculosas lo que le confiere un perfecto aplomo.
  • Cola: Antiguamente era muy común la amputación de la cola, aunque en la actualidad esta práctica este siendo cada vez más prohibida en muchos países. La cola sin amputar deberá ser de inserción alta en posición erguida sin llegar arquearse sobre el dorso y menos aun enroscarse.
  • Pelaje: Espeso, de tacto rudo, siendo el pelo de la espalda y de las extremidades más áspero que el de los laterales. El color debe ser predominantemente blanco con ligeras manchas que pueden ser negras o de color leonado.
  • Altura: No podrá exceder de los 39 cm siendo las hembras las de menor estatura.
  • Peso: Debe encontrarse en los 8-9 kg; en las hembras deberá ser un poco menos.

Carácter del Fox Terrier de pelo duro

El Fox terrier es un perro con una gran personalidad del que podemos destacar un sentido muy desarrollado de vigilancia, lo cual lo hace ser perfecto como perro guardián. Es una raza muy inteligente y dinámica que hará que necesite todo el rato de retos y juegos para liberar sus inquietudes.

fox terrier de pelo duroEs muy cariñoso y le encanta sentirse en familia. Se lleva genial con los pequeños de la casa e intentará participar de sus juegos siempre y cuando lo traten con respeto y cariño ya que de lo contrario huirá de su lado. Como buena raza terrier, son perros bastante dominantes y protectores de su territorio haciendo que no dude en enfrentarse a otros perros. Es por ello, que siendo cachorro y una vez que se encuentre al corriente de todas sus vacunas se socialice con otros perros y personas extrañas para evitar que durante la edad adulta tenga comportamientos agresivos o problemáticos.

Mientras le proporcionemos de sus ratos de ocio a lo largo del día se adaptará perfectamente a espacio reducidos como pueden ser los apartamentos, en los momentos que deba permanecer solo deberemos dejarle juguetes con los que se pueda entretenerse y desarrollar su inteligencia. Debido a su desarrollado instinto de caza que aun conserva, tendremos cuidado cuando lo tengamos suelto por el campo ya que no dudará en salir corriendo detrás de cualquier pequeño animal que se le cruce obviando cualquier orden que le demos.

Cuidados y Salud del Fox terrier de pelo duro

Estamos ante una raza de perro que goza de una buena salud en general, pero como ocurre en todas las razas, estas no se encuentran exentas de los posibles problemas que pudieran surgir de origen hereditario. Para evitar dentro de lo posible este tipo de enfermedades que son transmitidas por los padres como pudieran ser la displasia de cadera, luxación de rótula, hipotiroidismo o defectos hereditarios de los ojos entre otras, se hace más que recomendable solicitar al propietario del criadero o futuro vendedor, el historial clínico de los padres de nuestro futuro cachorro de fox terrier de pelo duro para que de esta forma podamos comprobar que se encuentran libres de las enfermedades que puedan ser transmitidas genéticamente a sus descendientes y en este caso a nuestro futuro cachorro.

Algunas de las enfermedades que pueden ser hereditarias no aparecen hasta que el perro llegue a su plena madurez que suele ser a los dos años. Es por ello, que no es aconsejable que los perros que no alcancen dicha madurez sean utilizados para engendrar cachorros ya que pueden transferir enfermedades hereditarias a sus descendientes.

Las razas donde su pelaje predominan el blanco a menudo presentan problemas de sordera y en este caso el fox terrier no se libra. Esta enfermedad suele ser congénita y se presenta desde su nacimiento por lo que sería conveniente que pudiese ser comprobado sus oídos por parte de su veterinario durante su primera revisión.

Una enfermedad típica en las razas de perros pequeños es la conocida como Legg-Perthes que consiste en una deformidad de la cabeza de la articulación de la cadera provocando una ligera cojera en las patas traseras de los cachorros que puede llegar a confundirse con la displasia de cadera.

Seguramente, su Fox Terrier no tendrá ningún problema de salud a lo largo de su vida y gozará de una salud envidiable. El tener conocimientos sobre las enfermedades que afectan en mayor medida a esta raza hacen que sean de vital importancia para un rápido reconocimiento. Su esperanza de vida se encuentra entre los 12 y 15 años, llegando en algunos ejemplares a superar holgadamente dicha edad.

Os dejamos este video donde se muestra un cachorro de esta preciosa raza 😉 .

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.