Evitar que un perro ladre con 5 Trucos Sencillos

Evitar que un perro ladre es como intentar lograr que un recién nacido deje de llorar. Antes de comenzar, debes tener en cuenta que el ladrido de un perro es algo natural y que en algunas ocasiones le es necesario para poder comunicarse.

No obstante, mediante algunas técnicas y trucos que te iremos desvelando, podremos lograr apaciguar sus ansías de ladrar por cualquier motivo. Cuando pretendemos enseñarle alguna orden nueva a nuestro perro, debemos de armarnos de Paciencia y tener Constancia. Sin duda alguna, la Paciencia-Constancia son las únicas armas de cualquier buen adiestrador, si carecemos de alguna de estas cualidades nuestro consejo es que confiemos esta labor a los profesionales ya que un mal adiestramiento le puede generar serios problemas de comportamiento.

Evitar que un perro ladre no se consigue de la noche a la mañana y son necesarias grandes dosis de paciencia. Si perdemos fácilmente los nervios y solemos gritar a nuestro perro para corregir una mala conducta lo que estaremos haciendo es estimularlo más a ladrar. A menudo, sin darnos cuenta, nosotros mismos hemos reforzado su comportamiento para que ladre. Así que la primera regla de oro es dar las ordenes con calma y firmeza, pero nunca gritando.

Por qué ladra mi perro

Los perros pueden ladrar por una gran variedad de razones. En algunas ocasiones pueden hacerlo para advertirnos de la presencia de algún extraño o animal, para jugar o por excitación. Lo primero que debemos comprender para evitar que un perro ladre son los motivos que le incitan a ladrar. Una vez sepamos por qué está ladrando, podremos empezar a tratar el problema que lo origina.

Dependiendo de cuales son las causas se tendrá que utilizar un método u otro. No es la misma técnica de adiestramiento el que nuestro perro ladre cuando se siente solo o que se ponga a ladrar cuando suene el timbre de la casa. Generalmente, algunas de las razones por las que un perro puede ponerse a ladrar son:

  • Protección – Territorialidad; Algunas razas como los terrier tienen un desarrollado instinto de guarda que los hacen ser bastante territoriales. Su fuerte carácter les hace ponerse en constante alerta y algunos perros pueden ocasionar que ladren en exceso.
  • Temor; Todo lo contrario a lo anteriormente mencionado, este tipo de perros acostumbran a ladrar ante cualquier ruido u objeto que les pueda asustar. Esto puede ocurrir en cualquier lugar o situación y no solo en su zona de confort.
  • Aburrimiento – Soledad; Ciertas razas no aceptan de buen agrado el permanecer durante mucho tiempo solos y ladran para llamar la atención porque se encuentran aburridos o tristes.
  • Excitación; Cuando a nuestro perro lo sacamos a la calle o cuando nos saluda después de un tiempo sin vernos, puede ponerse a ladrar descontroladamente por nerviosismo.
  • Ansiedad por la Separación; Los perros con una fuerte dependencia emocional hacia su dueño acostumbran a ladrar en exceso cuando se dan cuenta de que se encuentran solos. Generalmente, también pueden ir acompañadas de conductas destructivas.

Como evitar que mi cachorro ladre

Los cachorros que ladran en exceso generalmente se produce por inseguridad ya que se les ha retirado de la protección de su madre. Es importante que un cachorro NUNCA se le aparte de la madre hasta que no haya cumplido los tres meses de edad. Las técnicas de adiestramiento para evitar que un perro ladre no se pueden aplicar en los cachorros.

Un truco muy efectivo cuando nuestro cachorro ladra en exceso es cubriéndolo con una prenda usada nuestra a modo de cueva para que se sienta protegido. Por las noches podremos ponerle un pequeño reloj analógico envuelto en una prenda usada nuestra que simule el ruido del corazón de su madre. Mientras este ladrando, no debemos cogerlo ya que rápidamente asociará que si ladra se puede ver recompensado.

Para evitar que durante las primeros noches de nuestro cachorro en casa se ponga a ladrar desconsoladamente, podremos acercarlo a nuestra cama para que sienta que no se encuentra solo. A medida que vayan pasando los días y deje de ladrar iremos alejando cada vez más su zona de descanso hasta situarlo en el lugar que hayamos elegido.

evitar que un perro ladre

Como evitar que un perro ladre

Para evitar que un perro ladre es importante mostrar un correcto lenguaje corporal. En la mayoría de los casos, los perros se comunican entre ellos a través del lenguaje corporal, una mirada o una determinada posición les permite entrever un claro significado. Por lo tanto, si nos mostramos alterados y gesticulamos excesivamente nuestro perro se sentirá frustrado porque no entenderá que es lo que le estamos pidiendo.

Los perros siempre tienden a tener la necesidad de seguir a un líder que sea disciplinado pero justo, si observan que su dueño se muestra desequilibrado o temeroso optarán por ser ellos mismos “el macho alfa de la manada“. Por lo tanto, debemos utilizar nuestro cuerpo y mente para crear una energía positiva y receptiva que establezca un muro invisible que nuestro perro no se le permita cruzar. Tiene que tener muy claro desde el principio quien es el líder de la manada y cual es la posición que ocupa dentro de la familia.

Corregir un ladrido excesivo no es tarea fácil y menos si lo lleva realizando durante mucho tiempo sin que nadie haya intentado modificar su comportamiento. Siempre mantendremos unas sesiones de entrenamiento positivas y optimistas. Si nuestro perro convive con más miembros de la familia, deben aplicar todos los mismos métodos de adiestramiento cada vez que ladre. Una vez comencemos a educarlo debemos atajar SIEMPRE los ladridos excesivos, si en alguna ocasión se le permite que ladre estaremos retrocediendo en su enseñanza.

Como hemos mencionado anteriormente, son diversas las razones por los cuales un perro puede comenzar a ladrar. Por lo tanto, explicaremos algunos consejos sobre como debemos atajar su ladrido dependiendo de las circunstancias que lo motiven.

Protección – Territorialidad 

Generalmente, los perros pequeños acostumbran a ser bastante territoriales y se muestran agresivos para proteger su territorio. Ante cualquier pequeño ruido o la presencia de un extraño comienzan a ladrar descontroladamente. Para atajar esta conducta inadecuada deberemos utilizar siempre la misma palabra, que podría ser un “No” seco y rotundo que nuestro perro pueda asimilar rápidamente como que está realizando algo inapropiado.

Cuando comience a ladrar nos interpondremos con nuestro cuerpo entre el perro y la persona o ruido que le motive el ladrido y le diremos un NO rotundo mirándole a los ojos de una forma desafiante.  En aquellos casos en que esta forma de actuar lo tenga muy arraigado en el tiempo deberemos proporcionarle un golpe pequeño en el cuello con la yema de dos dedos para desbloquear su mente y mandarle seguidamente que se vaya hacia su lugar de descanso.

Mientras continúe ladrando debemos permanecer con la misma actitud. Solo cuando pare de ladrar le daremos una pequeña golosina que le encante (trocito de carne, salchicha, etc..) Esta técnica se tendrá que repetir tantas veces haga falta o hasta que nuestro perro empiece asociar que si no ladra obtendrá un premio.

Recuerde; NUNCA le grite ni realice aspavientos. Una mirada desafiante y la posición recta de nuestro cuerpo delante de su perro son las únicas herramientas que debemos utilizar.

Temor

Vivencias traumáticas en el pasado pueden hacer que sienta pavor ante diferentes situaciones y se ponga a ladrar descontroladamente. En estos casos, lo primero que debemos conocer es cual es el motivo que lo hace ladrar. Una vez conocidas las causas, deberemos actuar como cuando alguien tiene fobia hacia algo y es enfrentándonos a su miedo.

Ante los ojos de nuestro perro, nosotros somos el líder de la manada y por consiguiente la persona en quien más confían. Es por ello por lo que antes de enfrentarse a su temor debemos enseñarle que no ocurre nada y que no ocurre nada malo.

Por ejemplo; algunos perros temen el ruido de la sirena de las ambulancias y en cuanto la escuchan comienzan a ladrar. La forma correcta de actuar en este caso es llevándolo con nosotros a algún lugar donde pueda escuchar ese ruido y tranquilizarlo dándole cariño. Esta técnica nos llevara algún tiempo y deberá ir paulatinamente, no podemos pretender que corrija su actitud en un solo día ya que estaremos consiguiendo todo lo contrario.

Aburrimiento-Soledad

En algunas ocasiones, debido al aburrimiento o a la soledad, nuestro perro puede comenzar a ladrar para llamar la atención o para mostrar su disconformidad ante alguna situación como pueda ser el abandono. Cuando nos ladre por aburrimiento no debemos hacerle caso y le ignoraremos mientras no deje de ladrar. Solo le prestaremos atención cuando se muestre distraído con sus juguetes o se encuentre más relajado.

Son muchas las razas que no admiten de buen grado el permanecer solas y adoptan comportamientos inapropiados como el de ladrar incontroladamente. Para poder corregir este tipo de actitudes debemos comenzar fraccionando el tiempo que va a permanecer solo.

Un ejemplo; Al principio, lo dejaremos solo no más de 30 segundos seguidos y entraremos si deja de ladrar. Posteriormente iremos ampliando el margen del tiempo a medida que vaya aceptando la soledad. Cuidado!! nunca entrar si encuentra ladrando ya que asimilara el ladrido con tu entrada. Debemos esperar ese pequeño momento que deje de ladrar para poder abrirle la puerta.

evitar que un perro ladre

Excitación

La sobreexcitación es un mal muy común sobre todo en las razas de perros pequeños. La desmesurada protección que se les tiene y la aceptación de conductas inapropiadas les conducen a no controlar su temperamento. Corregir este tipo de actitudes es relativamente fácil si se realiza desde cachorro. El problema surge cuando dichos comportamientos se vienen realizando desde hace mucho tiempo.

Cuando lo saquemos a la calle y comience a ladrar a todo lo que este a su alrededor debemos bloquearle el paso poniéndonos delante del perro y pronunciar un NO seco y rotundo. Seguidamente le obligaremos que se siente y permanecerá inmóvil hasta que pare de ladrar. Una vez que haya terminado de ladrar continuaremos con nuestro paseo. Esta técnica deberá ser repetida tantas veces como haga falta.

Trucos para que deje de ladrar 

Independientemente de cual sea el motivo por el que nuestro perro comience a ladrar, existen ciertas técnicas de adiestramiento y utensilios que nos pueden servir de gran ayuda. Entre los trucos y técnicas más eficaces para controlar su ladrido nos podemos encontrar;

En el mercado existen un tipo de arnés que se coloca entre la cabeza y el hocico que se utiliza para evitar que nuestro perro tire de la correa ya que al tirar el perro rota sobre sí mismo y acaba mirando en el sentido opuesto a donde quiere ir. Una parte de este arnés va anclado en el hocico del perro y al tirar de la correa le cierra la boca evitando que pueda continuar ladrando. Es muy útil para aquellos casos que suelan ladrar cuando se les pasea por la calle por una sobreexcitación.

evitar que un perro ladre

 El ladrido excesivo en algunas razas puede ser resultado de una energía acumulada. Debemos asegurarnos de que nuestro perro está recibiendo todos los días el suficiente ejercicio físico y mental. Un perro cansado es un perro equilibrado y tiende a tener menos problemas de comportamiento. En función de su raza, edad y salud, nuestro perro puede requerir de varios paseos, de un ejercicio físico más reforzado o interactuar con algún tipo de juguete.

 Aunque pueda parecer una incongruencia, otro enfoque que se puede trabajar es enseñando a nuestro perro a que ladre a nuestra orden y luego ordenar que se calle. Para ello, lo primero que debemos enseñarle es a que ladre bajo la orden de la palabra “Speak” (por ejemplo). Cuando comience, esperaremos que ladre dos o tres veces y seguidamente le acercaremos un trozo de salchicha por delante de su hocico. Cuando deje de ladrar para olerla le acariciaremos y le daremos un trozo.

Debemos repetir esta técnica hasta que el perro asimile que la palabra “Speak” significa ladrar. Una vez que haya aprendido perfectamente le enseñaremos la palabra “Stop”. En un lugar tranquilo y sin distracciones le daremos la orden de Speak y cuando comience a ladrar le diremos Stop. Nada más parar de ladrar le tendremos que obsequiar con algún tipo de golosina (trozo salchicha, pollo, etc). De esta forma, el perro aprenderá a ladrar y a permanecer en silencio cuando nosotros se lo ordenemos.

La obcecación de un perro a la hora de ladrar puede bloquear su mente por lo que no atenderá a ninguna orden que le proporcionemos. En este tipo de casos, debemos interrumpir ese estado mental con algún tipo de ruido desagradable que le sobresalte como pudiera ser una bocina de aire u otro utensilio. La idea principal es la de romper su obsesión por ladrar y que piense que cada vez que ladre escuchara un sonido muy molesto para sus oídos.

 Por último, aunque su utilización se encuentra rodeado de cierta polémica, podríamos optar por el uso del collar eléctrico para perros. Es muy útil para aquellos casos en que el perro se encuentre ladrando solo y no podamos corregir su comportamiento in situ. Existen diferentes tipos de collares, algunos emiten un sonido muy agudo cada vez que el perro ladre y otros collares liberan una pequeña descarga eléctrica que se puede regular en cuanto percibe que el perro se encuentra ladrando.

evitar que un perro ladre

Si se emplea correctamente, el collar eléctrico para perros resulta muy útil y se obtienen buenos resultados muy rápidamente. Si tenemos algunas dudas en su uso y no estamos habituados al adiestramiento nuestro consejo es que busques la ayuda de algún experto que te pueda aconsejar. Un mal uso de este tipo de collares podría causar graves problemas de conducta que se pueden volver contra nosotros mismos.

Si necesitas cualquier aclaración o tienes alguna consulta sobre como evitar que un perro ladre, no dudes en dejarnos tu comentario que rápidamente te responderemos. Solo nos queda darte las gracias por consultar nuestra web y si consideras que la información te ha parecido útil, tan solo pedirle un pequeño favor y es que lo compartas en las redes sociales.

Un pequeño gesto tuyo para nosotros significa una grande recompensa. Muchas gracias 😉

Te recomendamos estos artículos donde podrás encontrar más información sobre como evitar que un perro ladre;

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.