Enfermedad de Lyme en perros; Causas, Síntomas y Tratamiento

La enfermedad de Lyme en perros es una enfermedad muy común en todo el mundo que es transmitida por una garrapata específica, aunque solamente entre el 5 y 10 % de los perros afectados muestran algún tipo de síntoma. La bacteria que provoca la enfermedad pertenece a la especie del Borrelia burgdorferi que se aloja en el interior del intestino de la garrapata de pata negra o también conocida como garrapata de ciervo.

Esta variedad de garrapata es muy pequeña y en muchos casos es imposible poder observarla. Su tamaño puede oscilar desde un grano de arena hasta el tamaño de una semilla de manzana. Las garrapatas de patas negras suelen esconderse en zonas de basura húmedas y sombreadas, aunque también pueden hallarse en zonas ajardinadas de césped alto mientras esperan el poder alimentarse de su próximo huésped.

enfermedad de lyme en perros

Causas de la Borreliosis Canina

Como hemos mencionado, la enfermedad de Lyme en perros viene provocada por la picadura de la garrapata de pata negra o también llamada garrapata de ciervo. Pero para que dicha garrapata pueda infectar a nuestro perro, esta deberá permanecer al menos durante 48 horas alimentándose de su sangre. Si la garrapata muere o se le arranca antes de las 48 horas, la Borreliosis raramente suele ser transmitida.

No obstante, aunque la garrapata infectada pudiera llegar a superar esas 48 horas, ello no quiere decir que su perro haya contraído la enfermedad. De hecho, recientes estudios han comprobado que solamente alrededor del 10 % de los perros que se exponen a la Borreliosis contraerán la enfermedad.

La enfermedad de lyme en humanos también es transmitida por el mismo tipo de garrapata pero ello no debería alarmarnos ya que una vez que la garrapata se ha alimentado se irá y no morderá a nadie más. El riesgo se produce cuando no ha podido satisfacer su voraz apetito por lo que tendrá que volver a comenzar la búsqueda de otro mamífero para alimentarse.

enfermedad de lyme en perros

Síntomas de la enfermedad de lyme en perros

Los síntomas de la enfermedad de lyme son muy variables y en algunos casos son muy difíciles de detectar. En la piel del perro, no se podrá observar el típico salpullido o zona enrojecida que suele aparecer alrededor de la mordedura de una garrapata que se ve en las personas. Los primeros signos de la enfermedad comienzan generalmente pasados de 2 a 5 meses desde que se haya producido la picadura de la garrapata infectada.

Uno de los síntomas más comunes de la Borreliosis canina es la aparición de una repentina cojera continúa en una de sus extremidades que se deberá a la inflamación de sus articulaciones. En algunos momentos, esa cojera solo podrá observarse durante tres o cuatro días para posteriormente desaparecer y volverse a repetir los mismos síntomas pasados unos días o semanas más tarde. Junto a este síntoma tan característico de la enfermedad, también se podrá observar;

  • Fiebre (39º-40º)
  • Articulaciones inflamadas y dolorosas al tacto
  • Dificultad respiratoria
  • Falta de apetito
  • Apatía
  • Inflamación ganglios linfáticos
  • Movimiento con espalda arqueada

Aunque no es muy común, como consecuencia de las secuelas de la enfermedad, algunos perros podrían desarrollar algunos problemas renales y raramente patologías cardiacas o del sistema nervioso. Este tipo de trastornos deberán ser tratados rápidamente ya que son bastante difíciles de curar y podrían derivar al fallecimiento de nuestra mascota.

enfermedad de lyme en perros

Tratamiento de la enfermedad de Lyme en perros

Ante la más mínima sospecha de que nuestro perro pudiera padecer la enfermedad de Lyme debemos recurrir al veterinario. El éxito del tratamiento dependerá mayormente de una detección temprana y de la gravedad de los síntomas. En la clínica veterinaria, se le realizará un completo historial de salud para poder diagnosticar la enfermedad mediante una analítica de sangre, un análisis de orina, exámenes fecales y radiografías.

Generalmente, el perro será tratado de forma ambulatoria sin tener la necesidad de quedar ingresado en la clínica. El tratamiento se basará en la administración de antibiótico de amplio espectro por vía oral y en los casos donde se observe una artritis severa también se le podría recetar algún tipo de antiinflamatorio que le ayude a paliar las molestias.

En la mayoría de los casos, los perros responden rápidamente al tratamiento y la mejora de los síntomas se comenzara a observar pasadas 24-48 horas desde la toma del primer comprimido. Los antibióticos deberán ser administrados normalmente entre 14 a 30 días, dependiendo de la gravedad de los síntomas. No obstante, estudios sobre la enfermedad han podido comprobar que algunos perros pasados los 30 días de estar tomando la medicación vuelven a recaer, por lo que en estos casos será necesario continuar con el antibiótico durante más tiempo.

Desgraciadamente, el tratamiento con antibiótico no siempre elimina la bacteria (Borrelia burgdorferi) que provoca la infección pudiendo reaparecer los síntomas en un futuro. Es por ello por lo que una vez terminado el tratamiento es necesario volver visitar a nuestro veterinario para que pueda comprobar la total eliminación de la bacteria en su organismo.

enfermedad de lyme en perros

Como prevenir la enfermedad

Dado que la enfermedad de lyme en perros viene provocado por la picadura de una garrapata, la manera más eficaz de prevenir la enfermedad es a través de un eficaz control de este parásito. Como hemos mencionado al principio de este artículo, para que nuestro perro pueda verse infectado, la garrapata deberá permanecer al menos 48 horas en su cuerpo. Dicho lo cual, es recomendable que inspeccionemos todos los días su pelaje y retiremos todas las garrapatas que podamos encontrar.

Utilice cualquier producto que pueda repeler o matar las garrapatas como pueden ser collares repelentes, insecticidas o pipetas. Evite tener que pasear a su perro por zonas donde se acumulen basuras o por aquellos lugares donde se sospeche que pudiera existir alguna plaga de pulgas o garrapatas.

En la actualidad, se encuentra disponible la vacuna contra la enfermedad de lyme aunque debido a sus efectos secundarios no se recomienda su uso. Consulte previamente a su veterinario la idoneidad de vacunar a su perro. Las vacunas pueden comenzar a suministrarse pasadas las 12 semanas de edad y se recomienda que se administren al principio dos dosis con tres semanas de diferencia, para luego pasar a una sola dosis como refuerzo anual.

Este artículo es meramente informativo, en Perros Pequeños no tenemos la facultad de prescribir ningún tipo de tratamiento ni diagnóstico. Consulte a su veterinario el tratamiento a seguir antes de su aplicación ya que no todos los perros son iguales y necesitan de diferentes tratamientos.

Si necesitas cualquier aclaración o tienes alguna pregunta sobre la enfermedad de Lyme en perros, no dudes en dejarnos tu comentario que rápidamente te responderemos. Por nuestra parte, tan solo nos queda darte las gracias por consultar nuestra web y si consideras que la información te ha parecido útil, tan solo pedirle un pequeño favor y es que lo compartas en las redes sociales.

Un pequeño gesto tuyo para nosotros significa una gran recompensa. Muchas gracias 😉

También te podría interesar; Como desparasitar a su perro

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.