Cuidados esenciales del perro durante el invierno

Protege a tu perro del frío invierno  

Recién acabamos de inaugurar el invierno y una de las preocupaciones que solemos tener es que nuestro perro pueda llegar a pasar frío y aunque hay quien lo pueda dudar, efectivamente, nuestro perro también puede pasar frío. En la protección de nuestra mascota para afrontar el frío invierno que se nos avecina influyen tres factores importantes como son el tipo de raza, la geografía, la edad.

La raza de perro y el frío

Dentro de la variedad de las razas que existen, es obvio que la evolución ha discurrido diferente para todas ellas. La genética con el paso de los años va adaptando las características de cada raza a diferentes factores como puede llegar a ser el clima donde se encuentren, teniendo por consiguiente razas menos adaptadas al frío que otras. Esta evolución se suele observar en distintos aspectos de cada raza, siendo el tipo de pelaje que portan nuestros perros el más visible, donde suele ser en la mayoría de los casos de pelaje corto las razas procedentes de lugares de inviernos suaves y con pelaje frondoso y largo las razas que provienen de lugares con inviernos más extremos.

La globalización ha provocado que hoy en día cualquier tipo de raza se encuentre al otro lado del mundo distinto al de su procedencia, llegándonos a encontrar casos tan insólitos como poder localizar Chihuahuas viviendo en Finlandia con el consiguiente problema que ello puede acarrear.

cuidados del perro en inviernoPor regla general, las razas pequeñas, los cachorros y sobre todo los perros de avanzada edad son las más propensas a padecer frío, ya que su pequeño organismo no es capaz de generar el calor necesario para mantener una regulación térmica corporal óptima.

Es por ello que debamos de tener en cuenta las características de nuestro perro y nuestra situación geográfica ya que no es el mismo invierno el de México que el de España e incluso dentro de un mismo país los inviernos llegan a ser diferentes. Es obvio decir que por ejemplo un Chihuahua que genéticamente está adaptado a inviernos suaves tendrá ciertas dificultades si se encuentra viviendo en zonas de inviernos que estén por debajo de los 0º.

Como saber si mi perro tiene frío

Al igual que ocurre en ciertas enfermedades, para poder comprobar si nuestro perro tiene frío debemos observar su comportamiento, por lo tanto es de vital importancia tener en cuenta ciertos síntomas.

  • Temblores: Esta es una particularidad muy común en todas las razas y es muy fácil de interpretar. El perro realiza este tipo de movimientos rápidos con sus músculos de una forma casi inconsciente, provocando así que las contracciones de sus músculos generen el calor necesario. Aunque si es verdad que no siempre que tengan temblores es por que puedan tener frío, también es conocido sus temblores cuando se encuentran asustados o se muestran nerviosos.
  • Somnolencia: Suele aparecer en los casos de hipotermia, donde nuestro perro se mostrará más cansado de lo normal y tan solo querrá estar acostado. En estos casos debemos de actuar rápido y evitar que llegue a dormirse ya que el organismo en este caso dejaría de producir el calor necesario, llegando incluso a provocar la muerte por paro cardiaco. Procuraremos proporcionarle el calor necesario lo antes posible.
  • Respiración lenta.
  • Pulso débil. Perros de menos de 13 kilos se deberían encontrar entre las 100-160 pulsaciones por minuto y en mas de 13 kilos las pulsaciones están entre 60-100 pulsaciones.
  • Temperatura inferior a 38ºC.

Aparte de los síntomas físicos que el frío pueda provocar en nuestro perro, también hemos de tener en cuenta posibles enfermedades que se pueden asociar al frío. Entre ellas nos podemos encontrar con la llamada Tos de las perreras o traqueobronquitis infecciosa canina siendo de carácter vírico donde su brote más agudo suele ser durante los meses de otoño e invierno. Aunque no es una enfermedad muy grave, el problema radica en que tiene difícil curación y se propaga fácilmente en otros animales. La vacunación es el único método para erradicar su aparición. Sus síntomas más comunes son: tos, fiebre elevada, vómitos y mucosidad.

Las bajas temperaturas también pueden agravar diversas dolencias sobre todo en los huesos como la artrosis y la osteoartritis haciendo que sus síntomas empeoren.

Como proteger a tu perro del frío 

Es obvio decir que dependiendo de la raza de nuestro perro y el clima donde vivamos dependerá de la forma de actuar. La mejor forma para que nuestra mascota pase un invierno cómodo es que se encuentre dentro de nuestra casa y sacarlo a la calle en los momentos que menos frío pueda haber. Antes de que llegue los primeros fríos es importante ir preparándonos. En muchas razas según la estación del año, van adaptando su pelaje a la climatología de cada época, lo que venimos llamando las mudas de pelo. Por ello no es conveniente que llevemos a nuestro perro a cortar el pelo en los meses previos al invierno ya que estaremos influyendo negativamente en su protección natural contra el frío.

Si nuestro perro duerme a la intemperie, debemos de proporcionarle un lugar adecuado para que pueda pasar los momentos más duros del invierno lo mejor posible. Para ello, el lugar donde se pueda resguardar debe de estar lo suficientemente aislado de las inclemencias del tiempo.

Deberemos fijarnos bien la orientación de la puerta de entrada a su caseta para que ni el viento ni la lluvia pudieran llegar a entrar, siendo una buena opción el colocarle algún elemento abatible para impedir que entre el frío. El suelo de la caseta debería de ser de madera o goma teniendo que estar más elevado que el terreno ya que así evitaremos que se infiltre la humedad que exista en el terreno.

perro invierno

Si bañamos a nuestro perro en invierno o por la lluvia se moja es de vital importancia secarlo lo antes posible ya que la humedad junto al frío pueden provocar alguna enfermedad como la tos de las perreras o agravar cualquier otra patología.

Hoy en día en el mercado existen una gran variedad de prendas para proteger a nuestro perro del frío. Lejos de llegar a ser un capricho o una moda, la utilización de estos abrigos e impermeables resultan de gran ayuda para combatir el frío y que puedan resguardarse de las inclemencias del tiempo. Si nuestro perro en épocas de frío se llegase a mojar bien sea por la lluvia en un paseo o para bañarlo, es conveniente secarlo bien lo antes posible ya que podría ponerse enfermo.

La alimentación es otro de los puntos que debemos de tener en cuenta ya que durante el invierno nuestro perro necesitara de mayor energía para producir el calor que requiere su cuerpo. Es decir, que si nos encontramos con una temperatura exterior de 20ºC  y de repente bajamos a 10ºC, nuestro perro requerirá el doble de comida para mantener la misma temperatura. Por lo tanto, hemos de encontrar un equilibrio para evitar que nuestra mascota pueda llegar a tener problemas de sobrepeso pero estén cubiertas sus necesidades alimenticias.

En invierno tendremos que tener cuidado con los anticongelantes ya que cada año suele provocar cientos de casos de intoxicación, siendo una de las mayores causas de mortalidad en nuestras mascotas. Esta sustancia que es muy común su utilización durante el invierno tanto para los coches como para otro tipo de maquinaria es extremadamente tóxica y el problema surge en que su sabor dulce lo hace ser irresistible para nuestros perros. Así que debemos de tener mucho cuidado con este producto y no mantenerlo al alcance de nuestros amigos de cuatro patas.

Y como último consejo y pienso que el más importante, la mejor forma de mantener a nuestro perro calentito y confortable durante todo el invierno es proporcionándole mucho AMOR Y CARIÑO. Sin duda alguna, es el mejor calor que podemos aportar a nuestras macotas.

Si tienes alguna duda, o necesitas asesoramiento, no dudes en dejar tu comentario que rápidamente te contestaremos. Si te ha resultado útil la información, compártelo con tus amistades en las Redes Sociales seguramente te lo agradecerán.

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.