Cuanto dura el embarazo de un perro – Perros Pequeños

Gestación de un perro, todo lo que deberías saber

Una de las grandes cuestiones que nos solemos hacer cuando nuestra perrita ha sido fecundada es cuanto durara el tiempo de gestación de un un perro. En este artículo iremos desgranando paso a paso todas esas etapas sobre la gestación de un perro para que de esta manera podamos ir adelantándonos a los acontecimientos que de seguro irán llegando.

Antes de entrar en materia, quisiéramos matizar algunas cuestiones que suelen llevar a confusiones sobre todo a los dueños primerizos de las perras. Un bulo que suele circular en los “ambientes perrunos” en el que se comenta que si una perra a lo largo de su vida no queda nunca preñada es más propensa a padecer enfermedades tipo tumores o quistes en ovarios o las mamas. Esto es totalmente incierto, no existen estudios que defiendan tal afirmación, el que una perra no tenga cachorros no perjudica para nada su salud. Lo que se aconseja por parte de los veterinarios es que si no pensamos cubrir a nuestra perra lo mejor sería esterilizarla de esta manera así nos evitaremos los inconvenientes que suele provocar el celo e impedir la aparición de un embarazo psicológico.

Otra de las recomendaciones por parte de los veterinarios, es que si decidimos cubrir a nuestra perra esperemos por lo menos al tercer celo, ya que si lo hacemos antes la perra no se encontrará totalmente madura para asumir el periodo de gestación y posterior parto con el consiguiente problema de estrés y en algunos casos el abandono de los cachorros por parte de la madre.

Habiendo aclarado estos aspectos que hemos considerado importantes, debemos saber que  la gestación de una perra suele durar alrededor de 58 – 68 días, lo que viene siendo unas nueve semanas aproximadamente. Al igual que ocurre como en el ser humano, no existe una fecha exacta, digamos que nos encontramos con diferentes factores que hacen que esas fechas puedan variar. Entre estas circunstancias en los perros se incluyen el tipo de raza ya que normalmente en los perros pequeños suele durar más tiempo la gestación que los perros de mayor tamaño y el número de cachorros que pudiera tener la perra, a menor camada mayor espacio dentro del útero de la perra lo que hará que no se encuentre tan incomoda. Durante la etapa final de la gestación, en camadas con un gran número de crías la falta de espacio hace que pueda precipitarse el parto.

embarazo perro

Debemos recordar el día en que nuestra perra ha quedado fecundada para poder llevar un control exhaustivo de las diferentes etapas del embarazo. Si por el contrario, no podemos o dudamos del día que ha sido cubierta, sería conveniente una revisión por parte de su veterinario para que nos pueda asesorar sobre la fecha aproximada de gestación en que se encuentra.

[vc_row][vc_column][vc_message message_box_color=”danger”]Durante el periodo de gestación de un perro no debemos utilizar tratamientos desparasitantes de pulgas sin antes consultar a su veterinario.[/vc_message][/vc_column][/vc_row]

Salvo aparezcan complicaciones durante los primeros días de gestación del perro, la primera visita a su veterinario sería aconsejable a partir del día 20 de embarazo que es cuando los embriones comienzan a implantarse en el útero.

Periodo de gestación de un perro

Dentro de todas las fases del embarazo de la perra durante las tres primeras semanas de la gestación canina no suelen observarse ninguna transformación externa en su cuerpo.

Es hacia el final de la cuarta semana de embarazo cuando un veterinario o criador experimentado puede ser capaz de apreciar la aparición de los cachorros en el abdomen.  En esta semana es cuando los cambios empiezan a ser más visibles, los pezones empezaran a hincharse y es normal que puedan aparecer pequeñas apariciones de flujo en su vagina. Si tuviésemos que nombrar una semana crítica en el embarazo de la perra seria esta semana ya que los cachorros se encuentran en pleno crecimiento y son más delicados a cualquier movimiento brusco o golpe que reciba la madre en el abdomen. Es por ello, por lo que debemos empezar a vigilar que nuestra perra lleve una vida más tranquila y tenga una correcta alimentación.

En la quinta semana empieza haber un significativo aumento del líquido amniótico con el fin de proteger a los cachorros. La presencia de los cachorros mediante la palpación se hace más difícil debido a esa protección, así mismo, los cachorros estarán más protegidos del exterior. La perra empezará a coger peso rápidamente por lo que debemos proporcionarle la comida necesaria para poder cubrir todas sus necesidades. A partir de esta semana es cuando podremos saber mediante una ecografía el número de cachorros que pueda traer y también reconocer cualquier anomalía que pudiese surgir.

embarazo perro

La sexta semana del embarazo suele mostrarse un abdomen más abultado y sus pezones irán cambiando a un color más oscuro. Debemos procurar no le falte nunca su agua y comida, tanta como la perra necesite salvo observemos que pueda tener problemas de obesidad. Salvo que su veterinario opine lo contrario le ayudaremos en su alimentación con algunos complementos multivitamínicos, pero sobre todo con calcio ya que suelen tener un déficit de este mineral en su organismo en las últimas etapas del embarazo.

Comenzará a buscar y preparar el lugar de parto, para ello anteriormente habremos preparado un lugar cómodo y adecuado para la perra y la animaremos a que empiece a dormir allí.

La séptima semana de gestación comenzará a perder el pelo de la zona del vientre para que sus pezones se encuentren más accesibles para amamantar a sus futuros cachorros. Al final de esta semana la perra suele permanecer durante mucho tiempo en su zona de parto.

La octava semana es crucial, a partir de este momento podrán nacer los cachorros en cualquier momento. Evitaremos que la perra realice movimientos bruscos ya que podría provocar un parto prematuro. Se empezará a producir el calostro en los pezones de la perra, lo que es de vital importancia para el desarrollo de los cachorros debido a su alto contenido en nutrientes y el refuerzo de sus defensas.

La novena semana, si la anterior es crucial esta es la definitiva, en esta semana debemos asegurarnos que todo este preparado para el parto. La perra suele dejar de comer y no saldrá de su lugar de parto por lo que procuraremos evitar hacer ruidos que la puedan estresar o que se encuentre mucha gente que desconozca a su alrededor.

En definitiva, que la perra se encuentre lo más segura y tranquila posible.

Este artículo es meramente informativo, en Perros pequeños no disponemos de la facultad de recetar ningún tratamiento veterinario ni tampoco de realizar ningún tipo de diagnóstico. La gestación de un perro debe ser revisada por un veterinario lo antes posible para evitarnos cualquier inconveniente que pudiese surgir.

Por último, y no menos importante, si opinas que la información que has leído a satisfecho tu consulta, tan solo pedirte que lo compartas en la red social para que de esta forma nos ayudes en nuestra labor. Muchas gracias y que tengas un excelente día 😉 .

Os dejamos este precioso e interesante vídeo sobre las diferentes fases en la gestación de un perro.

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.