Crestado Chino – Perros Pequeños

Origen del Crestado Chino

Los orígenes del Crestado Chino son bastantes difusos y no existe una versión veraz de su procedencia. Lo único que si se tiene claro es que no surgieron de china aunque se pueda suponer por llevar el nombre de Crestado Chino. Como la gran mayoría de perros sin pelo estos proceden de África o América latina y desde esos continentes pudieron ser enviados hacia Asia. Pese a que son pocos los estudios realizados para poder encontrar sus orígenes pero se piensa que ya se podían encontrar durante la dinastía Han de China que estuvo reinando desde el 206 a.C hasta el 220 d.C.

En aquella época se opina que los Crestados Chinos tenían un mayor tamaño y se utilizaban como perros guardianes o como perro de caza. Hace muchos siglos que dejaron de existir en China, siendo los británicos los únicos que se preocuparon por mantener la raza que hoy conocemos ya que logrando llevarse algunos ejemplares a su país para fomentar su cría y de esta forma conservar intacta su carga genética.

No fue hasta el año 1885 que fueran vistos por primera vez en exposiciones en América aunque su popularidad se empezó a fraguar hace unos cincuenta años.

Aspecto del Crestado Chino

El crestado chino no es una raza que sea muy común de observar en muchos lugares, su tamaño es más bien pequeño tirando a mediano. Mucha gente desconoce, que dentro de la misma raza existen dos variedades muy distintas que son el crestado chino sin pelo o el crestado chino con pelo siendo conocida la variedad de sin pelo en Inglaterra como “hairless” y con pelo le llaman “Powderpuff”.

Esta gran diferencia podría parecer que estuviésemos ante dos razas diferentes, pero lo cierto es que nacen juntos en la misma camada y genéticamente son el mismo perro, la única diferencia se encuentra es en un gen dominante que provoca la calvicie y que afecta a ciertos cachorros de la camada. Aparte de esta diferencia notoria las variantes que si nacen de distinta camada son los dos tipos de constituciones que puede tener el crestado chino que son el “Tipo Venado” con una constitución más ligera y de un menor tamaño y el “Tipo Cobby” con su cuerpo más fuerte y pesado.

La cabeza del Crestado Chino es plana, con pocas arrugas. La distancia entre el occipucio y el stop debe ser igual a la distancia entre el stop y la punta de la nariz. La trufa es prominente aceptándose cualquier pigmentación. Su mandíbula es fuerte con una mordida de tijera, es decir, que los incisivos superiores se superponen sobre los incisivos.

Los ojos son de color oscuro, casi negros, su tamaño es mediano y se encuentran bastante separados. Las orejas alargadas y erectas son de inserción baja, salvo en el Powderpuff que se le permiten las orejas caídas.

La cola de inserción alta es bastante larga adelgazándose gradualmente hasta la punta, su posición natural es erecta. Las extremidades son largas y delgadas pero con un buen aplomo. La piel del Crestado Chino sin pelo se asemeja a la piel humana siendo su tacto muy suave.

En su pelo debemos apreciar distintos aspectos en las dos variedades. En el crestado chino sin pelo tan solo debe llevar una cresta de pelo sobre la cabeza y las orejas, también unos mechones de pelo como si fueran unos calcetines en las patas y un mechón al final de la cola. En cambio, en el crestado chino con pelo posee un manto en todo su cuerpo como un velo suave de pelo largo, en ambos casos se aceptan cualquier gama de pigmentación tanto en la piel como en el pelo.

Su altura a la cruz en los machos esta entre los 25 y 33 cm y en las hembras se encuentra entre los 23 y 30 cm. El peso puede oscilar entre los 5 y 7 kg. Debemos recordar que como mencionamos anteriormente existen dos variantes; el “Tipo Venado” y el “Tipo Cobby” por lo que tanto el peso como la altura podrán variar sustancialmente dependiendo de a quien nos estemos refiriendo.

crestado chino

Carácter del Crestado Chino

Los crestados chinos tienen un buen carácter en general, son alegres, juguetones y muy activos. Les encanta encontrarse en familia teniendo un gran apego hacia su dueño del que necesita que sea la referencia como el líder de la manada. Con los niños se lleva genial siempre y cuando lo traten con respeto y no lo manejen como si fuera un muñeco de peluche.

Estos perros chinos pequeños son bastante inteligentes y les encanta estar aprendiendo cualquier orden que le proporcionemos. Pero esta inteligencia también hace que se pueda volver contra nosotros y convertirse en un “pequeño diablo” ya que en muchos casos debido a su tamaño se les permiten conductas inapropiadas que luego son más difíciles de erradicar.

crestado chinoAunque el crestado chino es un perro bastante amable y abierto, con los desconocidos puede que se vuelve más arisco y en ocasiones es demasiado independiente. Con los otros perros suele llevarse bastante bien aunque si se encuentra acorralado por perros de mayor tamaño puede que se vuelva agresivo pero por miedo. Debemos de acostumbrarlo poco a poco a la compañía de sus congéneres, empezando por perros de su mismo tamaño.

Se adapta perfectamente en un piso, pero dado que son muy activos exigirán de un poco de ejercicio que bastaría con varios paseos a lo largo del día y alguna que otra carrera en algún lugar habilitado para ello.

Cuidados y Salud del Crestado Chino

Los crestados chinos, en general gozan de buena salud y son bastantes limpios, sobretodo la variedad de sin pelo. Si estamos pensando en comprar un perro chino debemos de solicitar al criadero o vendedor particular del historial clínico de los padres de nuestro futuro cachorro para poder comprobar que estén libres de enfermedades hereditarias como pudieran ser la luxación de cadera, la enfermedad de Von Willebrand o el hipotiroidismo.

En el crestado chino sin pelo debemos tener cuidado con el clima donde vivamos ya que al carecer de pelo no pueden resguardarse de las inclemencias del tiempo tanto por frío como por calor. En las zonas donde el sol tenga mucha fuerza sería conveniente cuando lo saquemos a la calle usar un protector solar para protegerle su piel y en las zonas de frío bastaría con alguna prenda que existen para mascotas.

Un alto porcentaje de crestados chinos sin pelo son alérgicos a la lana y a la lanolina por lo que deberemos de estar atentos a posibles reacciones alérgicas en su piel. Debido al gen dominante que provoca la calvicie, este gen también afecta directamente a su dentadura siendo propensos a las caries y la perdida de piezas dentales. En algunos casos extremos, esta perdida puede ser total debiendo tener que comer el perro tan solo comida enlatada, en otros casos las perdidas dentales son mínimas y pueden comen normalmente.

En el crestado chino con pelo esto no ocurre y no necesita de tantos cuidados, tan solo debemos de tener en cuenta que cepillemos diariamente su pelo ya que al ser tan lanoso y lacio suele enredarse fácilmente.

En ambos casos también procuraremos controlar su apetito voraz ya que suelen engordar con mucha facilidad pudiendo acarrearle serios problemas de obesidad en un futuro.

Su promedio de vida suele oscilar entre los 10 y 14 años, aunque muchos ejemplares suelen superar largamente esa barrera, dependiendo claro esta, de la calidad de vida que hayan llevado.

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.