Bulldog inglés – Perros Pequeños

Origen del Bulldog Inglés

El Bulldog Inglés proviene del mastín tibetano y surge en Inglaterra, dándose a conocer por primera la raza en el año 1500. Los primeros ejemplares de aquella época difieren mucho de los que conocemos en la actualidad, estos bulldogs eran más altos y más pesados con un hocico alargado.

Entonces eran perros muy feroces que se utilizaban para una práctica que se llamaba toro cebado que consistía en soltar dentro de un recinto varios ejemplares de esta raza junto a un toro para hacerle correr y hacerlo desangrar (se tenía el pensamiento antiguamente que de esta forma se obtenía una carne mas blanda). Al poco tiempo, esta forma de actuar es pasada a ser considerada como una “actividad recreativa” muy popular entre los ingleses llegando a llenar los recintos donde se realizaban para poder observar como varios perros daban muerte a un toro.

En el año 1835 esta práctica sangrienta fue prohibida en Inglaterra y muchos pensaron que el Bulldog tendría que desaparecer ya que su único propósito fue para este tipo de “deporte”. A pesar de aquello, fueron muchos los que vieron en esta raza más que un perro agresivo, admirando su fuerza, resistencia y tenacidad. Los primeros criadores de la raza empezaron a centrarse tan solamente en el temperamento del bulldog seleccionando solo aquellos ejemplares que fuesen más dóciles para la cría y desechando los perros agresivos o con conductas inapropiadas. Una vez que se corrigió el carácter del Bulldog para volverlo más manso y cariñoso se utilizaron razas como el Carlino para darle una apariencia más cariñosa.

A partir del año 1860 el bulldog inglés comienza aparecer en las primeras exposiciones caninas de belleza donde empieza a cosechar cierto renombre en la raza.

Aspecto del Bulldog Inglés

Podríamos afirmar que el bulldog inglés es un perro preciosamente feo con una cara que nos recuerda al de un boxeador rudo pero bonachón. Su constitución es como la de un tanque, visto de frente resalta su amplio pecho rodeado de una fuerte musculatura junto a una cabeza más bien grande cubierta de arrugas. Según su estándar Internacional (FCI) el Bulldog Inglés deberá ser;

  • Bulldog InglésCabeza: Ligeramente grande de forma cuadrada y ancha, aunque visto de perfil se muestra moderadamente corta. La frente es plana, rodeada de una piel levemente arrugada pero no excesivamente. La distancia desde el Stop (depresión naso-frontal) hasta la trufa no deberá ser menor que la distancia desde el hocico al borde del labio inferior. El Stop debe encontrarse bien definido. El hocico es ancho y corto con una trufa de color negra ancha y chata. Las mandíbulas son fuertes y gruesas, la mandíbula inferior se adelanta ligeramente hacia adelante de la superior con una moderada inclinación hacia arriba, no pueden ser visibles los dientes fuera de los labios. Los ojos son redondos de color muy oscuro, deben encontrarse a la misma altura que el Stop y bien separados. Las orejas son pequeñas y delgadas siendo de inserción alta, es decir, que el borde delantero debe tocar el borde del cráneo en su zona superior.
  • Cuerpo: La parte más baja de su espalda debe encontrarse a la altura de las escápulas donde levemente asciende hacia el lomo curvándose nuevamente hacia la cola, formando un ligero arco que es una de las características típicas de esta raza. El pecho es ancho y prominente rodeado de unas extremidades anteriores cortas en proporción a las traseras más largar pero con una fuerte musculatura.
  • Cola: De inserción baja, surgiendo más bien derecha para luego girar hacia abajo. Ausencia de cola, colas invertidas o muy apretadas no son bien aceptadas.
  • Pelaje: De tacto fino, corto, compacto y liso. Entre la gama de colores nos podemos encontrar; Sólido o tiznado (es decir, de un solo color con hocico o máscara negra). Unicolores como los atigrados, la tonalidad de los rojos, bayos, leonados, etc., blanco y partidos (es decir la combinación del blanco con cualquiera de los colores anteriormente mencionados).
  • Altura: En sus estándares no existe una estatura oficial, aunque se suele situar entre los 30 a 40 cm.
  • Peso: Al contrario de lo que ocurre en la altura, si existe un peso especifico en la raza siendo en el macho máximo 25 kg y en la hembra 23 kg.

Carácter del Bulldog Inglés

Nos cuesta creer que relativamente hace bien poco fuese utilizado para matar osos o toros y eran afamados por su gran agresividad. En la actualidad, el Bulldog Inglés tiene ganada su fama por la bondad que atesora, el cariño que procesa a su familia y la sociabilidad que le hace ganar cada día cada vez más adeptos en esta raza.

No es una mascota que necesite de mucho ejercicio, más bien con un simple paseo le bastará para cubrir todas sus necesidades, esto lo hace ser perfecto para las personas que viven en espacios reducidos como pueden ser un piso. Eso si, el que se adapten perfectamente a un piso no significa que podamos dejarlo todo el día solo, una de las cosas que menos les agrada es la soledad, pudiendo llegar a generar un comportamiento negativo si lo tuviésemos que dejar durante mucho tiempo solo.

El Bulldog Inglés no es de las razas de perros más inteligentes y es muy conocida su testarudez a la hora de que algo se le meta en la cabeza, por lo que debemos procurar enseñarle desde temprana edad a que tenga un correcto comportamiento. No es usual que tengan problemas con otros perros ya que no suelen ser nada agresivos, lo único que debemos de tener precaución es que al ser muy seguros de sí mismos, en algunas ocasiones esta seguridad puede que provoque algún problema sin querer con otros perros que sean bastante inseguros.

Cuidados y Salud del Bulldog Inglés

Estamos ante una raza que generalmente goza de una excelente salud, pero al igual que ocurre como en otras razas, estas no se encuentran exentas de posibles enfermedades que pudieran surgir de origen hereditario. Para evitar dentro de lo posible este tipo de enfermedades que son transmitidas por los padres como pudieran ser la displasia de cadera, luxación de rótula, hipotiroidismo o defectos hereditarios de los ojos entre otras, se hace más que recomendable solicitar al propietario del criadero o futuro vendedor, el historial clínico de los padres de nuestro futuro cachorro de Bulldog Inglés para que de esta forma podamos corroborar que se encuentren libres de las enfermedades que pudieran ser transmitidas genéticamente a sus descendientes y en este caso a nuestro futuro cachorro.

Existen ciertas enfermedades hereditarias que no surgen hasta que el perro llegue a tener plena madurez, soliendo ocurrir alrededor de los dos años de edad. Por lo tanto, no sería aconsejable utilizar perros que no alcancen dicha madurez para engendrar cachorros ya que podrían estar transfiriendo alguna enfermedad hereditaria a sus descendientes sin tener conocimiento de ello.

Debido a la gran voracidad del Bulldog Inglés y su desgana por realizar ejercicio, es probable que si no controlamos su alimentación podamos llegar a tener problemas de sobrepeso, por ello, es de vital importancia para tener un perro saludable el proporcionarle tan solo el alimento necesario para cubrir sus necesidades diarias junto a un ejercicio adecuado.

La mayoría de los Bulldog Inglés tienen su propio talón de Aquiles que son sus ojos, estudios realizados sobre esta raza, han podido constatar un alto porcentaje de ejemplares que suelen tener problemas oculares como;

  • Prolapso de la glándula del ojo (Cherry eye) que ocurre cuando la glándula interna del ojo que se encarga de la lágrima sobresale como una cereza en la esquina del ojo.
  • Ojo seco que ocurre cuando no produce la lágrima natural necesaria para proteger el ojo. Los síntomas que se muestran son unos ojos de apariencia seca o cubiertos con una menbrana azul.
  • Entropión, ocurre cuando las pestañas crecen hacia dentro y se frotan contra el ojo causando irritación.

Estamos convencidos de que su Bulldog Inglés no tendrá ningún problema de salud a lo largo de su vida y gozará de una salud envidiable. Pero no está de más, el tener conocimientos sobre las enfermedades que más afectan a esta raza para poder reconocerlas. Su esperanza de vida se encuentra entre los 8 y 10 años, llegando algunos ejemplares a superar holgadamente dicha edad.

Os dejamos este precioso video en las que puedes observar varias escenas de los Bulldog que vienen a demostrar como suele ser su día a día 😉 .

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.