Bichon Frisé – Perros Pequeños

Origen del Bichon Frisé

El Bichon Frisé es una raza descendiente del Bichon Maltés o el Spaniel de Agua. Al igual que ocurre como en otras muchas razas de perros la procedencia del Bichon Frise es incierta y se la disputan dos países que son España y Francia. Aunque existen dos versiones de su procedencia, el caso es que tienen dos puntos en común, una es la isla de Tenerife que es donde las dos versiones aseguran que se encuentra por primera vez la raza y el otro punto en común es Italia que es donde se piensa que se originaron los principios de la raza.

La primera versión menciona que unos marineros españoles trajeron en el siglo XIV desde Tenerife el Bichon Frisé hacia el continente y los italianos luego se lo llevaron a su país. Según esta versión de la historia, cuenta que los franceses cuando invadieron Italia en el año 1500 encontraron al Bichon Frisé y se los trajeron a Francia como motín de guerra.

Sin embargo, otros historiadores de la raza piensan que el Bichon Frisé fue enviado a la isla de Tenerife en el siglo XIV por los comerciantes franceses que utilizaban las Islas Canarias como ruta comercial, aunque originariamente fueran desarrollados en Italia.

Independientemente de sus orígenes, el caso es que el Bichon Frise se convirtió rápidamente en la raza preferida por los nobles y de la aristocracia del siglo XVI llegando incluso a aparecer en diversos cuadros de Goya. En la realeza tanto de España como de Inglaterra era muy común su presencia, era muy común ver al rey Enrique III rodeado de varios ejemplares de esta raza.

Pero el pasado del Bichon Frisé no fue todo lujo y gloria, a finales del año 1800 su fama cayo en desgracia, pasando a ser un simple perro cuyos dueños eran bodegueros o artistas de circo. Gracias a su maravillosa inteligencia y el porte tan atractivo, el Bichon Frisé no se extinguió como le ocurrió a otras tantas razas de aquella época. Fueron los criadores franceses que durante la Primera Guerra Mundial se interesaron por la raza y trabajaron para preservarla.

El Bichon, como se le suele llamar cariñosamente, también se encuentra relacionado con varias razas en las que podríamos llegar a decir que son parte de su árbol genealógico como: el Coton de Tulear que proviene de una Isla cercana a Madagascar, los habaneros que vienen de Cuba y los Boloñesa que fueron criados en Italia, cerca de la ciudad de Bolonia.

En el año 1933 el Bichon Frisé fue reconocido como raza por la Sociedad Canina de Francia aunque tenía dos nombres distintos; Tenerife y Bichón. Más tarde fue llamado Bichon Frisé que proviene del francés frise, que significa rizado cuando fue identificado por la Federación Cinológica Internacional.

Bichon Frise

Aspecto del Bichon Frisé

El Bichon Frisé es un perro de tamaño pequeño del que destaca especialmente su pelaje blanco y rizado con una cara de peluche.

  • Cabeza: Destacan sus ojos redondos negros y su trufa negra también. Mandíbulas fuertes con mordida de tijera (al cerrar la boca los dientes de abajo descansan en la parte inferior de los de arriba). Las orejas son pequeñas con caída en los laterales de la cabeza.
  • Cuerpo: Ligeramente un poco más largo que alto.
  • Cola: De inserción alta y curvada hacia su espalda con abundante pelo.
  • Altura: Dependiendo de la Federación Canina pero no debe ser superior a los 30 cm. Lo aconsejable sería en machos entre los 23 cm a 30 cm y las hembras entre 24 cm hasta los 26,5 cm.
  • Peso: No existe un peso específico para esta raza por parte de ninguna Federación, aunque suele encontrarse entre los 4,5 kg y los 8,5 kg, dependiendo de su altura.
  • Pelo: Debe de ser siempre de un color blanco brillante (aunque los cachorros pueden ser de color crema o amarillo pálido). Su textura es suave, sedoso, fino y algo rizado con una longitud entre 7 cm y 10 cm. Disponen de una capa interna suave y densa.

Carácter del Bichon Frisé

Si la imagen del Bichon Frisé nos enamora, en cuanto conozcamos su personalidad se nos caerá la baba, será la niña o niño de nuestros ojos. Tiene un temperamento extraordinario, podríamos estar leyendo miles y miles de beneficios de esta raza. Es un perro positivo, es decir, es de esas razas que transmiten felicidad, alegría y están llenos de vida. Compartir la vida al lado de un Bichon Frisé es como respirar todos los días una bocanada de aire positivo.

Bichon FriseEl AKC, uno de los clubs caninos más importantes del mundo, en la descripción de su personalidad lo describe textualmente como ” amable, sensible, juguetón y afectuoso”.

Si lo que está buscando es compartir su vida con un perro, seguramente el Bichon Frisé sea la raza que esté buscando. Es perfecto para la familia, siempre estará intentando agradar y jugar con todos sus miembros. Con los niños se lleva genial, siempre y cuando lo respeten y lo traten como a un ser vivo y no como a un juguete.

Otra de las virtudes que lo hacen perfecto es que no suelen soltar pelo, por lo que se recomiendan para personas con problemas de alergias. Aunque antes debe ser consultado por su especialista en alergias ya que no todo el mundo reacciona de la misma manera.

Antes de adoptar o comprar un Bichon Frisé deberemos de tener en cuenta dos aspectos muy importantes de esta raza:

  1. Si sabemos que el perro va a tener que pasar muchas horas solo NO ES ACONSEJABLE esta raza ya que su fuerte dependencia a su dueño o miembros de la familia hace que sufran de ansiedad cada vez que lo dejemos solo durante mucho tiempo.
  2. Tampoco es aconsejable el Bichon Frise para personas de vida sedentaria ya que atesora tanta energía que si no realiza ejercicio diario se sentirá frustrado y por consiguiente podremos tener problemas de personalidad.

El Bichon Frise es una de las razas pequeñas más inteligentes y siempre estará dispuesta para aprender trucos, dado su carácter tan positivo es a veces utilizado para el trabajo en terapia.

Cuidados y Salud del Bichon Frisé

Por norma general el Bichon Frisé suele ser bastante sano, pero como en todas las razas, pueden ser propensos a ciertas patologías. Si estamos pensando en comprar un Bichon Frise debemos de exigir al criador que nos muestre que los padres estén completamente sanos y las pruebas médicas de que se encuentran libres de enfermedades hereditarias como la displasia de cadera, displasia de codo, el hipotiroidismo y la enfermedad de Von Willebrand.

Las patologías que diversos estudios han mostrado que suelen afectar en mayor medida a nuestro Bichon Frise son:

  • Problemas de vejiga: Suelen formárseles cálculos en la vejiga e infecciones. Los posibles factores que influyan en esta patología pueden ser diversos, excesivas proteínas en su organismo, magnesio o fósforo en la dieta. Si nuestro Bichon orina con demasiada frecuencia, se muestra sangre en la orina u orina con dificultad y con muestras de dolor deberemos de llevarlo al veterinario para una revisión.
  • Luxación de rótula: Suele ser un problema muy común en razas pequeñas, ocurre cuando la articulación de la rodilla (normalmente en las extremidades traseras) se desliza en exceso dentro de su localización. Los síntomas son leves cojeras por dolor.
  • Displasia de Cadera: Ocurre cuando el fémur no encaja por completo dentro de la articulación de la cadera. Los síntomas son una cojera en una o las dos extremidades traseras.
  • Hipersensibilidad a las vacunas: Durante su periodo de vacunación debemos de prestar especial atención a los síntomas que nos muestre nuestro perro una vez que se le pongan sus vacunas. Los síntomas pueden ser urticaria, hinchazón de la cara, dolor y profundo sueño.
  • Cataratas prematuras: En ocasiones suelen mostrarse antes de los seis años y se piensa que pueda ocurrir por carácter hereditario. Es por ello por lo que debemos solicitar que los padres de nuestro futuro cachorro no padezcan de esta patología.
  • Alergias: El Bichon Frise suele padecer con mayor facilidad que en otras razas a sufrir alergias tanto alimenticias como por las picaduras de pulgas o cualquier otro insecto.

Aparte de estas enfermedades que volvemos a reiterar que no debería tener su Bichon Frise pero si debemos conocer. También debemos de cuidar su pelo ya que el pelaje de esta raza necesita de grandes cuidados para evitar la formación de nudos y bolas de pelo.

Su pelo no cae cuando se muere, por lo que debemos de peinarlo con asiduidad al menos una vez al día y sería conveniente alguna que otra visita a un profesional de la peluquería para perros para darle forma y sanearlo.

Teniendo en cuenta ciertos aspectos sobre la salud de nuestro Bichon Frise y con unos pequeños cuidados, puedo asegurar que será uno más de los dueños que esta raza hace feliz. Su longevidad suele encontrarse aproximadamente entre los 16 y 20 años, aunque pudiera vivir incluso más años, dependiendo de la vida que haya podido llevar.

loading…


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.